México, D.F., a 12 de octubre de 2011.


El Ing. Carlos Slim Helú entregó hoy en donación a la Arquidiócesis de la Ciudad de México la Plaza Mariana, obra que detona la infraestructura vial, urbanística y pastoral en torno a la Basílica de Guadalupe.

Como testigos de honor de la inauguración de la Plaza, que consta de 67,255 m2 construidos sobre un terreno irregular de 29,534.27 m2, asistieron el presidente Felipe Calderón Hinojosa y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon.

Las nuevas instalaciones, que se construyeron de junio de 2010 a octubre de 2011, se financiaron en su totalidad con recursos de la Fundación Carlos Slim y se donan íntegramente a la Arquidiócesis.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa felicitó al Ing. Carlos Slim por donar esta importante obra que beneficiará a los más de 20 millones de visitantes que anualmente acuden a la Basílica de Guadalupe. “Es una obra muy importante y un gesto de parte del Ing. Slim que debemos aquilatar”.

Por su parte, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, afirmó que “La participación del Ing. Slim fue decisiva para concretar la Plaza Mariana así como lo ha sido para el rescate del Centro Histórico”.

Durante la ceremonia de entrega, el Arzobispo Primado de México, cardenal Norberto Rivera recordó que hace unos meses no sabían cómo continuar con la construcción de la Plaza Mariana hasta que el Ing. Slim desinteresadamente se ofreció a ayudar y hoy es una realidad.

Al tiempo, el Ing. Carlos Slim Helú explicó que este complejo compuesto por cuatro edificios con más de 67 mil metros cuadrados revitaliza el entorno de la

Basílica de Guadalupe para beneficio de la ciudad, de los vecinos y de sus visitantes y proporciona mejores servicios y atención a los peregrinos.

La Plaza Mariana consta de tres niveles en los que se ubican las áreas del Centro de Evangelización, Museo Guadalupano, más de 1,000 locales comerciales, Centro de Atención al Peregrino, comedores, baños, estacionamiento y el Andador de la Cruz que se conecta con el Atrio de la Basílica.

El proyecto, realizado por el arquitecto Fernando Romero, consta de una cruz de cristal que divide los cuatro cuerpos principales de la Plaza, Museo Guadalupano, Centro de Evangelización, Columbario y un Mercado que reubica a los comerciantes que han estado provisionalmente en las calles.

El conjunto también cuenta con una plaza ubicada sobre el Columbario, que al igual que el andador principal (cruz de cristal) se conecta con el Atrio América de la Basílica de Guadalupe, formando un conjunto y conexión directa entre los dos complejos que quedan así integrados. La cruz asimétrica con la plaza donde se forma la imagen de la Virgen de Guadalupe en un vitral compuesto por piezas de vitroblock, en el día ilumina los nichos y por las noches proyectará una imagen luminosa de la Virgen, enmarcada por la misma cruz que también tendrá la misma doble función, como tragaluz y pantalla de luz hacia el firmamento. La forma que se eligió para desplantar el proyecto, coincide con el escudo pontificio del extinto Papa Juan Pablo II.

El Centro de Evangelización se ubica en dos niveles, dispone de un auditorio principal con capacidad para máximo 858 personas, así como áreas abiertas que podrán ser utilizadas como salones de usos múltiples, aulas para enseñanza, oficinas pastorales y administrativas y otro nivel de estacionamiento.

El Columbario tiene capacidad para 120,441 nichos, distribuidos en dos niveles. En el centro de esta área se localiza el vitral de la Virgen de Guadalupe que aporta luz natural al interior de las criptas.

El Mercado, ubicado en la esquina de 5 de Febrero e Iturbide, cuenta con un área de 13 mil 045 m2 divididos en tres niveles. El acceso principal a este cuerpo se ubica sobre la calle 5 de Febrero y cuenta con un acceso secundario peatonal, un acceso vehicular y una zona de carga y descarga sobre la calle de Iturbide. El mercado tiene un techo en forma de diente de sierra metálica y cubierta ligera, la cual proporcionará luz y ventilación natural al mismo. Los niveles interiores se conectan principalmente por una rampa central y una lateral.

Todo este complejo de más de 67 mil metros cuadrados, más de 1,000 locales construidos y el Columbario con sus más de 120 mil nichos, tuvo un costo de más de 800 millones de pesos.

Con esta donación, la Fundación Carlos Slim contribuye a la revitalización de esta importante zona del norte de la Ciudad de México para beneficio de la ciudad, el entorno y de los peregrinos.



Palabras del Ing. Carlos Slim durante el evento de donación de la Plaza Mariana a la Arquidiócesis de la Ciudad de México de la Plaza Mariana. 
Octubre12, 2011.

Buenas tardes,

Señor Presidente de la República Mexicana, Lic. Felipe Calderón Hinojosa,
Señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Lic. Marcelo Ebrard Casaubon,
Su Eminencia, Cardenal Norberto Rivera,
Muy apreciadas autoridades eclesiásticas, señor Vicario General Monseñor Enrique Glennie, Rector de la Basílica,
Señor Jefe de la Delegación Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo,
Señoras y señores.

Ha sido para la Fundación Carlos Slim un gran honor y un gran gusto poder donar al pueblo de México, a los peregrinos, a los visitantes en general esta Plaza Mariana; haber desarrollado el proyecto arquitectónico para ofrecer los espacios adecuados para las diversas actividades de atención y servicios a los peregrinos a la Basílica de Guadalupe, que es mundialmente el templo más visitado.

El proyecto contempla cuatro grandes edificios independientes por sus funciones y también por razones técnicas, por razones de hundimientos diferenciados en los diversos lugares del terreno. Fue así como hicimos en este proyecto estos cuatro edificios independientes: el Centro de Evangelización, que es donde estamos, que va a tener usos múltiples; el Museo Guadalupano; el Mercado público que albergará numerosos locales comerciales para atender a los numerosos visitantes, y el área de la Plaza, un espacio más para los peregrinos que en su parte interior tiene sanitarios, en este edificio también hay comedor para ellos, también habrán más de 120 mil nichos, capillas, cuya comercialización se destinará a mejorar la atención y los servicios de los visitantes, así como el entorno del santuario guadalupano.

Son cuatro edificios separados y  comunicados por una cruz asimétrica: la Cruz Mariana de Juan Pablo II.

Agradezco mucho al arquitecto Fernando Romero y a su equipo el proyecto, así como a todos los que participaron por parte de la Constructora Carso, los trabajadores, como señalaba su Eminencia el Cardenal, más de 2 mil trabajadores estuvieron en la ejecución de este proyecto sobre una cimentación ya existente, que era la parte que ya estaba terminada en los inicios de los trabajos a los que se refería su Eminencia el Cardenal. Esta construcción de más de 67 mil metros se realizó en poco menos de 16 meses, como también señalaba, gracias al apoyo del jefe de Gobierno y de la Delegación para poder tener esta Plaza Mariana terminada a la brevedad posible.

Es hoy, 12 de octubre que se celebra la coronación pontificia de la Virgen, fecha en que la imagen se traslada de la antigua Basílica a la nueva, que entregamos este conjunto a la Arquidiócesis de la Ciudad de México y el Mercado a las autoridades del Distrito Federal para beneficio de la ciudad, del entorno y de los peregrinos.

Muchas gracias.




<< regresar

 
Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2007.