México D.F. a 23 de junio de 2008.

El día de hoy, la Sra. Vivian Fernández de Torrijos, Primera Dama de Panamá, y el Ing. Carlos Slim, se reunieron para la firma de un acuerdo que permitirá que el Instituto Carso de la Salud y el gobierno de Panamá implementen acciones conjuntas en materia de salud.

En América Latina, cada año 22,000 mujeres mueren durante el embarazo o en el parto, 4 millones de niños mueren antes de los cinco años por causas que pudieron evitarse y 335,000 de estos niños sobreviven con una discapacidad. Esto trae como resultado familias desintegradas, orfandad y deserción escolar, condiciones que constituyen saldos dolorosos. La Fundación Carlos Slim contribuye hoy a la disminución de estos problemas a través del Instituto Carso de la Salud y su programa AMANECE, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de salud y de desarrollo de las mujeres y de las niñas y niños en América Latina.

En México, a través del Programa “Arranque Parejo en la Vida”, desde el 2001 la Fundación TELMEX ha entregado en los 32 estado del país más de 2,376 equipos médicos especializados a clínicas y hospitales que, con una inversión superior a los 80 millones de dólares, ha permitido disminuir la mortalidad materna y neonatal, así como detectar oportunamente malformaciones a problemas de salud durante la gestación y al nacimiento.

La mayor contribución de AMANECE será establecer enlaces estrechos a través de la tecnología a las mujeres embarazadas, sus hijos y la comunidad donde habitan, con los especialistas y las unidades de salud, para disminuir los riesgos y atender las emergencias obstétricas y neonatales con oportunidad y eficiencia.

En la firma de este convenio participa también la Fundación ALAS (América Latina en Acción Solidaria), movimiento dedicado al bienestar de los niños de Latinoamérica. ALAS se unirá a la labor de AMANECE para atraer a la población hacia el Programa y promover la adherencia a sus beneficios.

AMANECE, que ya opera en México, iniciará operaciones en dos distritos cercanos a la ciudad de Panamá (La Chorrera y Capira), donde serán beneficiadas doce comunidades o “corregimientos” de población predominantemente suburbana marginal y rural. En esta red se concentran 512, 000 habitantes, lo que corresponde a más del 15% de la población total del país. Durante el 2008, el Instituto Carso de la Salud aportará dos millones y medio de dólares en asistencia y capacitación técnica y humanística y en equipos con tecnología de punta. De esta manera, junto con el Ministerio de Salud panameño, el ICS apoyará más de 3,500 partos y acogerá alrededor de 750 recién nacidos con complicaciones. El respaldo del Instituto Carso de la Salud continuará al menos durante los próximos tres años.

Las doce comunidades beneficiadas cuentan con Puestos de Salud, con un Centro de Salud Integral en El Espino, con el Hospital Regional de La Chorrera y con los hospitales de especialidad para la salud materna e infantil de la ciudad de Panamá. Todos ellos constituyen la Red AMANECE, que una vez funcionando permitirá replicar el Modelo a otras regiones del país.
Con la Red AMANECE, toda mujer embarazada de la zona recibirá monitoreo directo por parte de agentes comunitarios que contarán con el equipo necesario para vigilar el desarrollo y nivel de riesgo de los embarazos, incluyendo los signos y síntomas de alarma. Estos agentes comunitarios están preparados para remitir a la mujer en riesgo a una unidad de salud que le estará esperando gracias a la conexión establecida previamente. La fuerza de la red social conectada a la red de servicios, permitirá a la mujer y a su familia transitar por una senda fácil que le disminuya el riesgo de muerte y le permita vivir su embarazo en condiciones más saludables.

Diagnósticos tempranos efectuados con tecnología de punta permitirán conocer tanto las condiciones de salud de la futura madre ―para disminuir los riesgos de embarazo complicado por hipertensión o eclampsia, e incluso de muerte― así como para atender problemas de posible prematurez, bajo peso o algunos otros defectos en el bebé. También se aplicarán tamizajes o pruebas innovadoras a los recién nacidos para atender con oportunidad problemas tales como sordera, ceguera o autismo, entre otros. Gracias a la detección temprana se buscará el mejor mecanismo para que reciban el tratamiento adecuado.
Desde el inicio de su vida -e incluso desde su gestación- y hasta los cinco años, los niños inscritos en el programa AMANECE contarán con servicios de estimulación temprana para colaborar con su desarrollo psicomotriz, fortalecer sus funciones afectivas, sociales e intelectuales y prepararles para la vida.

Otros Proyectos de colaboración ICS - Panamá

Organizaciones Participantes


<< regresar

 
Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2007.