La Embajada de Líbano en México otorgó a Carlos Slim la Condecoración Orden del Cedro Nacional Libanés en Grado de Gran Oficial, en noviembre de 2008.

El Embajador de Líbano en México, Dr. Nouhad Mahmoud, hizo entrega al Ing. Slim del reconocimiento y señaló: "Las razones para el otorgamiento de esta condecoración son innumerables. Don Carlos es nuestro hombre mundial de esta época". Expresó también que "su carácter filantrópico comprometido con el bienestar del ser humano en general, ha cambiado la vida de miles de familias, sembrando esperanza y alegría en muchas almas".

Luego de recibir la insignia, el ingeniero Carlos Slim tomó la palabra: “Es para mí un gran honor y me da mucho gusto recibir este inmerecido reconocimiento, una condecoración tan valiosa para Líbano.

“Sin embargo, creo recibirlo en memoria de mi papá, quien llegó de Líbano en 1902, a los 14 años y, como muchos otros inmigrantes, supo integrarse y amar a México, pero al mismo tiempo, supo mantener el amor por Líbano, que en esos momentos se encontraba en una situación muy difícil”, agregó.

Nos reunimos esta noche para honrar a un gran hombre, uno de nosotros, un hombre que con su tenacidad y constancia, mostró al mundo una capacidad profesional y una visión extraordinaria para alcanzar grandes logros económicos. Su carácter filantrópico comprometido con el bienestar del ser humano en general, ha cambiado la vida de miles de familias, sembrando esperanza y alegría en muchas almas.

Nuestra comunidad mexicano libanesa ha disfrutado particularmente, en muchas oportunidades, de su significativa contribución en proyectos caritativos y humanitarios.

La restauración del Centro Histórico de la Ciudad de México es una muestra de su altruismo y de la magnitud de sus contribuciones en la vida nacional de México.

Cuando sucedió la destructiva y sangrienta guerra de Israel contra Líbano en verano de 2006, Don Carlos demostró su gran preocupación y consideración por la situación, y ofreció urgente y eficazmente toda la ayuda humanitaria posible a las víctimas necesitadas en Líbano.

El año escolar anterior, miles de alumnos libaneses, recibieron de parte de la Fundación Carlos Slim, cientos de computadoras en sus escuelas públicas en pueblos de diferentes regiones de Líbano.

Sé que no es justo limitar el humanismo del Ing. Slim con ejemplos que no reflejan la magnitud de su generosidad y solidaridad a través de las diversas Fundaciones de Grupo CARSO, pero todos conocemos las bondades de estos donativos.

Carlos Slim es un hombre a quien escuchar y seguir, siempre con una visión más humanista e inclusiva para que la distribución de la riqueza sea más equitativa y que genere mayores beneficios para una economía vibrante que reduzca el número de marginados y responda a los más necesitados".

Quisiera ser breve pero no es fácil para mí o para cualquier otro, resumir en sólo algunas palabras las cualidades de un hombre tan admirado y con una trayectoria tan interesante, pero sé también que Don Carlos es un hombre modesto y la modestia es una característica de los grandes.

Como libanés, me siento orgulloso de tener un paisano de su dimensión, así como millones de libaneses y sus descendientes dispersos alrededor de todo el mundo, quienes tienen en su conciencia común la idea de identificarse con este fenómeno humano y económico, siempre con el hombre mismo como sujeto de su afecto y cariño, sin condición ni reserva, y sin depender de la fluctuación de la bolsa de valores.

Muchas personas se preguntan el motivo del retraso para entregar esta condecoración de parte de un Presidente del Líbano. Las razones para el otorgamiento de la misma son innumerables, y nuestro país sigue dando al mundo personalidades con dimensiones mundiales como respuesta a su marginación y victimización. Estamos orgullosos de todos ellos y Don Carlos es nuestro hombre mundial de esta época.

La tardanza se debe a que cada presidente quiere tener el gusto de presentar personalmente esta condecoración al Ingeniero Slim, pero las circunstancias de Líbano no lo han permitido así por lo que me corresponde personalmente presentar al fin, con mucho gusto y como un gran privilegio, este reconocimiento simbólico del país de nuestros antepasados, una condecoración que solicitamos desde hace mucho tiempo.

Siempre esperamos tener el placer de recibir a Don Carlos Slim Helú en Líbano en un futuro próximo. Asimismo hago de su conocimiento que el Presidente Municipal de Jezzine me ha contactado para expresar su interés en comunicarse directamente con el Ingeniero Slim, ya que en Líbano tienen muchas ideas para honrarlo como debe ser, y en particular en el pueblo de sus abuelos.

Felicidades Don Carlos, deseamos que a través de su gran calidad humana y admirable personalidad continúe cosechando los logros y éxitos que han servido tanto para el bienestar de la sociedad.



El Embajador de Líbano en México, Dr. Nouhad Mahmoud, el Ing. Carlos Slim y la Sra. Najah Mahmoud.

 

<< regresar
Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2007.