TELMEX celebró el XX Aniversario de su privatización en la nueva sede del Museo Soumaya.
28 de febrero de 2011. Ciudad de México.

El Ing. Carlos Slim encabezó el evento conmemorativo del XX Aniversario de la privatización de TELMEX en las nuevas instalaciones del Museo Soumaya.

Al evento asistieron el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Lic. Dionisio Pérez Jácome; el Presidente del Consejo de Administración de TELMEX, Lic. Carlos Slim Domit; el ex Director General y Presidente del Consejo de Administración de South Western Bell, Edward Whitacre; el ex Vicepresidente de Desarrollo Internacional de France Telecom, Christian Chauvin; el Director General y Presidente de AT&T, Randall Stephenson, así como el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la República Mexicana, Ing. Francisco Hernández Juárez, entre otras destacadas personalidades.

Durante el festejo se recordó la historia de éxito que ha tenido TELMEX a partir de su privatización, en diciembre de 1990, los retos que enfrentó y que superó. Su desarrollo y modernización, al pasar de ser una empresa de telefonía a una de servicios de telecomunicaciones y de transformación digital con gran impacto en todos los sectores de la sociedad mexicana.

El evento también fue el marco en el que se refrendó el compromiso social de la empresa y su misión de continuar siendo líder de las telecomunicaciones en el país, proporcionando a sus clientes soluciones integrales de gran valor, innovadoras, y de clase mundial, a través del desarrollo humano, y de la aplicación y administración de tecnología de punta.

El Ing. Slim agradeció la presencia de todos los invitados a esta celebración, y mencionó los logros alcanzados en los últimos años por la empresa. Afirmó que ahora el nuevo reto de TELMEX es llevar los beneficios de la nueva era digital y de la sociedad del conocimiento de manera acelerada a todos los rincones de nuestro país y refrendó el compromiso de TELMEX con el desarrollo de México.

Palabras del Ing. Carlos Slim durante el evento conmemorativo del XX Aniversario de la privatización de TELMEX, en el Museo Soumaya, el 28 de febrero de 2011.

Buenas tardes a todos. Me siento muy honrado y muy feliz, es un gran placer tenerlos aquí. Agradezco a nuestros amigos y a todos ustedes por venir a la inauguración del Museo que formalmente será mañana.

Sólo quisiera decirles que TELMEX fue una empresa privada hasta el año de 1973. En el 73 el gobierno compró el 51% aproximadamente a inversionistas privados el gobierno tenía el 55% y era el mayor tenedor de acciones y es por eso que tenían acciones en Nueva York, estaban en la Bolsa de Valores y la política de Teléfonos de financiarse a sí misma a través de la venta de acciones y bonos a la gente, eso tomó dos años y fue un gran problema.

El mayor cambio que tuvo la empresa no solo fue su modernización, fue también el cambio cultural, y por supuesto fue visiblemente gracias a Francisco Hernández que creyó en nosotros. Creyó que nosotros no íbamos a hacer despidos, porque había gente en exceso y no queríamos que estuvieran en malas condiciones. Todo eso era muy importante, pero también las compañías telefónicas que vinieron a México, 12 ó 14 compañías de telecomunicaciones, nos reunimos con todas pero llegamos a un acuerdo con France Telecom y South Western Bell y discutimos mucho sobre quien iba a dirigir. Fue un problema tomar una decisión, nosotros queríamos ser los que tomáramos las decisiones, pero la regulación fue bien trabajada, porque la mayoría debía ser una compañía mexicana.

Durante estos 20 años tuvimos tiempos difíciles. Al principio hicimos el Plan Trienal que establecía objetivos estratégicos, el objetivo en telefonía celular era llegar a 200 mil aparatos celulares. Ahora tenemos 230 millones, pero el objetivo en aquel entonces era en tres años, llegar a 200 mil.

Tuvimos que cambiar los equipos electromecánicos y los antiguos switches a tecnología digital. El servicio era terrible porque no había antenas, no había inversión para crecer, esa fue una de las razones por la que el gobierno decidió privatizar la compañía. Hablamos con el Sindicato de Telefonistas. El Sindicato vio también que eran muy importantes las inversiones en la compañía. Cuando llegamos aplicamos el Plan Trienall cuyos objetivos se basaban en invertir fuertemente para disminuir los dos años que tardaba Teléfonos en instalar una línea. Hablamos y discutimos y las discusiones fueron muy abiertas. En el plan de prepago tuvimos muchas diferencias, pero exceptuando el prepago, que ellos creían que no iba a ser redituable, siempre llegamos a consensos. En estos 20 años decidimos todos y por mucho tiempo en grupo.

Me congratulo de que cada uno de los presentes trabajamos para hacer la compañía que es hoy; especialmente a Ed porque confió en nosotros y a Randall, también te agradezco por la confianza que tuviste en nosotros en estos 20 años.

Nosotros estamos en 18 países en toda Latinoamérica excepto en Bolivia y en Venezuela. Estamos muy contentos con lo que está pasando, ahora estamos en todos estos países, no sólo con América Móvil, también con TELMEX Internacional para ofrecer todos los servicios: líneas fijas, movilidad, alámbrica e inalámbrica para tener multiplataformas, satélites, fibra óptica, etcétera.

Creemos que estas dos empresas son muy fuertes, en estos 20 años he sido testigo del desarrollo de estas compañías y eso es algo muy interesante. Las dos empresas y especialmente TELMEX tiene mucho que hacer en esta nueva civilización, porque somos el sistema nervioso de esta nueva civilización. Somos fundamentales para el desarrollo de nuestros países hacia la nueva sociedad, la sociedad del conocimiento, para la educación y cultura digital, creemos que estamos listos y estamos trabajando para lograr esto. Tenemos esa responsabilidad y el compromiso de ir más allá con inversiones para el desarrollo de la tecnología, en la universidad digital y estamos comprometidos en hacer eso. Estamos muy contentos de contar con el apoyo y la amistad y la asociación con AT&T.

También tengo que agradecer a quienes estuvieron con nosotros, a todos los mexicanos que nos unimos para completar la oferta, porque fueron tiempos difíciles, tuvimos que juntar 8,060 millones de dólares para comprar el 10% de TELMEX y hubo muchos amigos que tuvieron confianza. Eran tiempos muy difíciles, 1990, porque seguíamos padeciendo las crisis de 1982. Lo bueno es que en 1989 se renegoció la deuda externa y terminó en 1990, cuando se hizo, el país estaba listo y el mundo abierto y eso fue muy importante para que TELMEX estuviera en el mercado, fue la primera empresa de los mercados emergentes que cotizó en Bolsa y abrió los mercados financieros.

Eso fue muy importante, se dio el pago creo que fue en diciembre y luego en mayo el gobierno vendió una oferta pública y comenzó a recoger los cheques porque la empresa no estaba muy bien y la única preocupación era que nuestros amigos de France Telecom dejaran la sociedad.

Espero que continuemos con este mismo trabajo que hemos hecho en 20 años y hacerlo tal vez un poco más rápido, porque ahora las cosas pasan muy rápido.

Muchas gracias a todos.

regresar

Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2014.