Presentan Alianza WWF-Fundación Carlos Slim y Proyecto ConcentrArte el libro “Cuatro Ciénegas: La mirada de sus niños”
Una invitación a conservar la riqueza del valle, laboratorio natural sobre la evolución de las especies.

Ciudad de México, 9 de diciembre de 2009.

La Alianza WWF-Fundación Carlos Slim y Proyecto ConcentrArte presentaron el libro “Cuatro Ciénegas: La mirada de sus niños”, fruto de un proyecto de educación ambiental mediante el arte con niños de la zona, con el objetivo de concientizarlos sobre la importancia de conservar este valle, que cuenta con más especies endémicas que cualquier otro lugar en Norteamérica, y es un laboratorio natural sobre la evolución de las especies.

“Las pozas de Cuatro Ciénegas, ubicadas en el estado de Coahuila, en el Desierto Chihuahuense, mantienen una cadena alimenticia análoga a la de hace 550 millones de años. Encierran un secreto muy antiguo: el del origen de la vida en la Tierra, ya que están habitadas por colonias de bacterias que forman estromatolitos, responsables de inventar la fotosíntesis”, explicó Valeria Souza, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, quien aportó sus conocimientos como base para el libro.

Durante la presentación, llevada a cabo en el Sanborns “Casa de los Azulejos”, en el Centro Histórico, con la participación de Laurita Ramírez, una niña habitante de Cuatro Ciénegas; Teresa Lobo, autora del libro; Liliana Riva Palacio, directora de Proyecto ConcentrArte; Valeria Souza; Omar Vidal, Director General de WWF-México; Ernesto Enkerlin, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas; Patrick Slim Domit, Presidente del Consejo de Administración de América Móvil, y Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se abordó la riqueza natural e histórica de la zona, las amenazas que enfrenta y las posibles soluciones para su conservación, integrando la perspectiva de los alumnos de escuelas preescolares, primarias y ejidales.

Interesados en trabajar con los niños del valle para hacerlos reflexionar sobre su papel en la conservación de la naturaleza, Valeria Souza y el Grupo ConcentrArte desarrollaron el “Proyecto de Educación Ambiental Salvemos Cuatro Ciénegas” y, con el apoyo de la Alianza WWF-Fundación Carlos Slim, editaron y publicaron el libro que invita a todos los niños de México a “conocer, amar y proteger” a Cuatro Ciénegas.

“El valle de Cuatro Ciénegas, cuenta con una extensión de 1500 km2 y con poco más de 12,000 habitantes. Es una de las 17 áreas prioritarias de las seis regiones en las que trabaja la Alianza WWF-Fundación Carlos Slim, que ha desarrollado junto con líderes, numerosas organizaciones ambientalistas y el gobierno federal, una agenda mexicana para catalizar transformaciones significativas en la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sustentable de nuestro país”, afirmó Patrick Slim Domit. “En Cuatro Ciénegas estaremos trabajando con los pobladores locales para conservar las riquezas naturales y, al mismo tiempo, contribuir a mejorar la calidad de vida de la gente que allí habita. Este libro representa una forma creativa de involucrar a los niños en el cuidado de su patrimonio y su herencia natural y cultural”, agregó.

“Cuando les dijimos a los niños que queríamos que nos ayudaran a decirle al mundo lo importante que es este lugar, sin dudarlo pusieron manos a la obra pintando, dibujando, recortando, pegando y construyendo; expresando en imágenes su amor por el lugar en el que viven”, explicó Teresa Lobo. “Aprendieron con su cuerpo –imitando el movimiento de los animales del valle, el agua, las montañas- hicieron obras en pintura, obras de teatro, música, collage, arte objeto, móviles e instalaciones, con ramas, piedras y semillas y basura reciclada”.

Cuatro Ciénegas alberga 350 especies de cactáceas como agaves, lechugilla y maguey, aves acuáticas entre las que están la alondra acuática y el zambullidor, peces como mojarras y carpas, y en las partes altas de sus montañas posee bosques de chopo, sauce, álamo, oyamel y pino, donde anidan el pájaro carpintero, la cotorra serrana y el colibrí. Entre los mamíferos hay ardilla, conejo, zorra gris, mapache y jabalí. Sin embargo, esta concentración de vida extraordinaria, en donde se mezclan los ecosistemas del desierto y el humedal, está amenazada por la transformación de su hábitat y la pérdida del agua de sus pozas, lo que podría llevar a la extinción de sus más de 70 especies endémicas de plantas y animales.

En los últimos años la cantidad de agua del valle ha disminuido de forma alarmante por su uso excesivo para regar cosechas de alfalfa. Su sistema acuífero no está conectado con el mar ni con otros ríos y sólo se nutre del agua de lluvia que ahí es muy escasa. De hecho se piensa que sus pozas son parte de un mar fósil que quedó atrapado en la tierra durante la formación de los continentes.

El libro está organizado como un ecosistema, con temas interrelacionados y actividades para los lectores, y aborda conceptos como la cadena alimenticia, las eras geológicas, el ciclo del agua y los antiguos pobladores del valle, quienes dejaron como testimonio pinturas rupestres. Retrata el valor humano y natural de Cuatro Ciénegas como un verdadero oasis, con más de 400 cuerpos de agua, ciénegas, canales y pozas, uno de los yacimientos de yeso en forma de dunas más extensos que existen en la Tierra, y retrata cómo ahí se han encontrado huellas de pisadas humanas de hace 10,500 años, las más antiguas descubiertas en Norteamérica.

“Dada su riqueza, el valle fue declarado Área Natural Protegida y desde 2006 es reconocido como Reserva de la Biosfera por la red mundial del ‘Programa El Hombre y la Biosfera’ de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Gracias a ello, se detuvo la explotación de las dunas de yeso y se está trabajando en regular el acceso del turismo a las pozas y el uso del agua. Pero aún hay mucho que hacer para conservar este valle, uno de los pocos ecosistemas que permiten entender la evolución de la Tierra primitiva; por eso, es una prioridad para la Alianza WWF-Fundación Carlos Slim”, dijo Omar Vidal, Director General de WWF- México.

El libro, añadió, propone soluciones para preservarlo: usar sólo el agua renovable e instalar sistemas de riego por goteo o sistemas hidropónicos, sustituir cultivos de alfalfa por otros que requieran menos agua; evitar la extracción de animales y plantas y promover el turismo responsable  -no nadar en pozas sujetas a conservación, no destruir las dunas y respetar las zonas arqueológicas-, entre otras acciones. En suma, es un viaje maravilloso, que invita a descubrir Cuatro Ciénegas a través de la mirada de sus niños, una ventana al pasado y al futuro que es indispensable conservar.

Notas para los editores

Fundación Carlos Slim. Fue creada en 1986 con el nombre de Asociación Carso A.C., en 2006 cambió su denominación social a Fundación Carso, A.C. y el 24 de mayo de 2008 a Fundación Carlos Slim, con la misión de establecer una serie de proyectos sin fines de lucro, relacionados con la educación, la salud, la justicia, el medio ambiente y el desarrollo personal y colectivo, mediante la aportación de recursos humanos y económicos, para dotar a la sociedad mexicana de las herramientas necesarias para su superación profesional y social.

Proyecto ConcentrArte es una asociación dedicada a la educación del niño a través del arte, integrada por un colectivo que ha creado un modelo de educación integral original y efectivo. Trabaja en zonas urbanas y rurales con talleres, conferencias, material didáctico y audiovisual. Su trabajo de mayor impacto se ha desarrollado en la resiliencia –capacidad para sobreponerse a muertes o periodos de dolor emocional- en niños hospitalizados y en la educación ambiental. Desde 2007, desarrolla el proyecto “Salvemos Cuatro Ciénegas” en escuelas del valle. El equipo está integrado por Liliana Riva Palacio, Eloísa Ávila, Rodrigo Imaz, Teresa Lobo, Arturo Silva y Daniel Romero. www.concentrarte.org

WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y con mayor experiencia en el mundo. Nació en 1961 y es conocida por el símbolo del panda. Actualmente, cerca de 5 millones de personas cooperan con WWF, y cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. Para saber más visite: www.wwf.org.mx y www.Panda.org

Para mayor información: Jatziri Pérez, Coordinadora de Comunicación WWF-México, Tel. 52 86 56 31 Ext 223, 044 55 26 99 05 91, jperez@wwfmex.org

regresar

Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2014.