Participación del Ing. Carlos Slim en las "Conferencias de Ginebra", evento organizado por la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra (UNOG, por sus siglas en inglés) y el Instituto de Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR, por sus siglas en inglés).
11 de junio de 2012. Ginebra, Suiza.


  Página 1 / 2 siguiente


Palabras del Ing. Carlos Slim en las “Conferencias de Ginebra”, en Suiza, el 11 de junio de 2012.

Carlos Slim Helú: Al acabarse esta última glaciación, empezó a salir esa gran cantidad de agua que estaba congelada en los continentes, donde empezó a arrojar al mar y llegó un momento en que se tenía un clima mucho más benigno, más conveniente para que la vida pudiera convertirse y se desarrollara de manera sedentaria para que los seres humanos dejaran de ser nómadas, dejaran de estar siguiendo a los animales para sobrevivir y pudieran acercarse a los paraísos terrenales, en los principios de las civilizaciones humanas.

Sabemos de Mesopotamia, del Eufrates y el Tigris, se da en el río Amarillo, en China; se da también en el Nilo. También hay otros muchos lugares como el Valle de México. Se dan esos paraísos terrenales que eran benignos de clima, de abundante agua, flora y fauna.

Las personas llegaban, esas hordas, esos grupos pequeños, se habla que son de 40 ó 50 personas las que los constituían, van llegando a estos valles, y se van volviendo sedentarios.

Al volverse sedentarios, empieza el desarrollo civilizatorio, empieza la innovación, empieza a usarse la tecnología y es esta tecnología y esta innovación, la que va haciendo poco a poco que las sociedades humanas vayan avanzando. Primero, se encuentran el alimento, ven cómo funciona la reproducción de los alimentos, la reproducción de los animales seguramente ya la conocían, y empieza el cultivo, empieza el pastoreo, empiezan los animales domésticos, empiezan a desarrollar otro tipo de formas tecnológicas, como por ejemplo, empieza la irrigación, el arado, el control y conducción del agua.

También empieza la escritura, se empiezan a manejar los números, empieza el vestido, la vivienda y se vuelven sedentarios, ya hacen viviendas más permanentes.

Las herramientas primero son pétreas, pero después aparece La Edad de Bronce, después aparece el hierro, la cerámica. Van avanzando y van avanzando. Todos esos avances son gracias a la tecnología y a la innovación.

Esa tecnología sigue avanzando. Aprenden a flotar en el agua, aprenden a transportarse en el agua, empieza la navegación, seguramente primero en troncos, se va desarrollando, aparece la navegación de vela, que es un gran invento, un gran descubrimiento, un gran avance tecnológico, empiezan a transportarse las personas y las mercancías en esa forma. El comercio, por supuesto, ha empezado antes, como trueque, se desarrolla la moneda, los números, van desarrollando el conocimiento, la tecnología va impulsando el desarrollo de estos países.

La navegación es la que globaliza en su momento el Mediterráneo, es el origen de la cultura occidental, esto quizá tenga dos mil 500 años. El comercio fenicio que se desarrolla en todas estas ciudades, hay una actividad pacífica, dentro de un ambiente comercial, que es lo que transforma a todos estos países. Obviamente hay cambios étnicos, hay cambios culturales, en todo este camino.

Y continúan los desarrollos, viene el inicio de la ciencia, la historia, la literatura, las artes empiezan, hasta que los romanos descubren el arco y ven cómo trabaja, y de ahí salen a la bóveda, las construcciones tenían que ser a base de construcciones monolíticas, es con los romanos que viene un gran avance tecnológico en la parte de arquitectura y se desarrollan en esa forma, con el arco, los acueductos. El agua se transporta a través de acueductos, se construyen caminos, puentes, canales, se construyen muchas cosas a través de estos avances tecnológicos.

Vemos siempre la presencia de ciencia, tecnología e innovación que es la que va avanzando a la sociedad.

Sin embargo, en esos ocho o diez mil años siguen siendo las sociedades fundamentalmente agrícolas. La mayoría de la población se dedicaba a las actividades agrícolas, a las actividades primarias, a la producción de alimentos, a la producción trabajando en algunas canteras para la piedra, para las construcciones, trabajando también en algunas minas para el desarrollo de los metales, tanto preciosos como secundarios.

La sociedad sigue evolucionando, y no es sino hasta después de ocho, nueve mil años, no sé cuántos, que llega esa tecnología a ser una revolución completa. No es una evolución que va avanzando dentro del mismo sistema, es una revolución que transforma totalmente la forma de vida y los paradigmas de la sociedad agrícola, esa es la Revolución Industrial.

La Revolución Industrial tiene dos etapas, aparece primero con los motores de vapor; ese motor de vapor permite que el hombre se empiece a mover de otra manera, que se comunique de otra manera y se transforme el mundo con ese motor de vapor.

Ese motor de vapor da pie al inicio de los ferrocarriles, la transportación a través del ferrocarril viene producto del motor de vapor. Los barcos de vapor, por supuesto, ya no están sujetos a los vientos ni a los remos, están sujetos con cierta autonomía con estos motores, con estos barcos de vapor.

Por supuesto, no solamente son equipos para motores que sirven para transportación, también se usan en máquinas y equipos. Se usan en Inglaterra para producción textil, se usan en los equipos para grúas, se usan para tractores.

Se descubre también el tractor -se me va la palabra- lo descubrió McCormick, que incrementó mucho el tractor, que creó el tractor agrícola, el reaper, para el cultivo a través de estos tractores, todos trabajando con el motor de vapor.

A finales del XIX y principios del XX viene una segunda etapa de la Revolución Industrial, todo es a base de tecnología, pero ahora son tecnologías que transforman completamente la forma de vida de los seres humanos, que son cambios civilizatorios. Esta transformación, esta segunda etapa es con la electricidad y el motor de combustión interna.

Los equipos ya no funcionan con grandes calderas para los motores de vapor, sino son electromecánicos. La electricidad se vuelve un transformador enorme de la sociedad industrial, junto con el motor de combustión interna, que desarrollan un gran avance de esta etapa industrial.

Y es en el siglo XX donde se empieza con esta actividad a desarrollar muchas otras ciencias y actividades económicas, como la química, la óptica, un sinnúmero de ellas que son propias de esta sociedad industrial, en que ya la mayoría de la población se dedica a actividades de manufactura.

Ya pasamos de la sociedad agrícola primaria a la sociedad industrial manufacturera o secundaria. Estos son grandes avances.

También hay avances muy fuertes en la ciencia, hay avances muy fuertes en todos los campos, pero al mismo tiempo hay una dificultad. Las Naciones Unidas han sido muy importantes tratando de frenar muchas cosas desde hace muchos años, en que el cambio de una sociedad agrícola a una sociedad industrial fue muy costosa, fue realmente enormemente costosa, social, económica, políticamente y, sobre todo, en vidas.

Este cambio, estos cambios civilizatorios en el que se cambian tanto los paradigmas, en que dejan de ser válidos esos viejos paradigmas de la sociedad agrícola, en que el poder era monolítico, tanto que no es casual que tanto en Egipto como en Japón, como en Europa, como en América, el poder político descendiera de la divinidad. Se juntaba el poder político con el poder religioso, con el poder económico y el poder militar.

El faraón egipcio descendía de la divinidad, el emperador japonés sabemos que hasta la Segunda Guerra descendía de la divinidad, el tlatoani azteca descendía de la divinidad, el inca peruano descendía de la divinidad. En Europa eran gobernados por la iglesia. El poder político, económico, militar era monolítico.

Pero también, desgraciadamente, no había derechos humanos, había esclavos y había siervos, había esclavitud; no había cuidado del ambiente, no había libertad, no había educación. Era importante que las clases mantuvieran su inmovilidad social y por eso era la diferencia entre clases. La gente nacía y moría probablemente en el mismo lugar, salvo que estuviera en guerras y tuviera que tomarse parte de la leva de estos ejércitos.

Empieza la transformación de paradigmas con la sociedad industrial y empiezan los cambios políticos. La Revolución Francesa empieza cambiando todos estos viejos modelos característicos de las sociedades agrícolas y la evolución se presenta.

Viene el cambio en el que hay una transición de la política monolítica a la democrática que son las dictaduras, los totalitarismos, el fascismo, que se sustentan ya no en que el gobernante desciende de la divinidad, sino en el interés público, en el nacionalismo, son una serie de modelos político-económicos que vivimos en el siglo XX, que incluyen dos guerras mundiales, muchas guerras en todos lados, son propias de un cambio civilizatorio que sufrimos durante el siglo XX.

También en el siglo XX aparece la radiocomunicación. Aunque ya a mediados del siglo XIX Maxwell había encontrado matemáticamente, había avanzado mucho, Marconi a finales del XIX, del XX, curiosamente no puede hacerlo en Italia, se va a Inglaterra y en el XX empieza a desarrollarse la radiocomunicación.

Una desgracia que ocurre en 1912, que es el hundimiento del Titanic, hace popular la radiocomunicación, porque a través de ella se comunican con otro barco que también la tiene, se sabe quién está y quién no está. Se hace un gran ruido y presencia de la radiocomunicación como un elemento fundamental.

Esta sociedad industrial. Viene el desarrollo de la industria automotriz, la vida urbana se vuelve muy importante. El radio, la televisión, la aviación se vuelve muy importante. Se pasa de la velocidad del caballo a la velocidad del sonido, a la velocidad de la luz también a través de la radiocomunicación, y sigue la tecnología haciendo cada vez avanzar  más y progresar a la sociedad industrial.

Esto continúa hasta la segunda mitad del siglo XX en algunos países desarrollados, pero se acelera a finales de los 90 con la aparición de una nueva revolución. Esa nueva revolución tecnológica es la revolución digital. Esta nueva revolución está transformando nuevamente al mundo de una manera sustancial y mucho más rápida que la industrial, con un efecto mucho más rápido.

La tecnología que estamos viviendo, el cambio enorme que estamos viendo nos está llevando de esa sociedad industrial a una sociedad de servicios. De la sociedad secundaria a una sociedad terciaria, de la industrial a servicios. La mayoría de la población en el mundo, sobre todo desarrollado y en vías de desarrollo, ya está trabajando en los servicios.

Ya la producción agropecuaria o de productos primarios o de productos manufacturados ocupa a muy poca población. Son las máquinas, los equipos, es la eficiencia de la producción a través del avance tecnológico la que hace ese trabajo.

Estamos viviendo una sociedad de servicios. Muchos países desde los 50, Estados Unidos, la mayoría de la población, está en servicios desde hace mucho. En industrial, por dar un ejemplo de Estados Unidos, por ahí de la primera mitad del siglo XIX el 70% era rural y agrícola. Ahora quizá sea un 2% el que esté en esa actividad.

En la parte industrial, quizás quitando a los contadores y a los vendedores de las industrias, quizá sea un 10, 12, 15 de la población activa. La población dedicada a producción de bienes no llega ni al 20%, quiere decir que más del 80% está ya en los servicios en los países desarrollados.

Estamos viviendo esta nueva sociedad, una gran transformación civilizatoria; esta sociedad, gracias al avance tecnológico, la ha transformado y ese avance tecnológico es fundamentalmente la red de telecomunicaciones, que permite conducir el sistema nervioso o circulatorio de esta nueva civilización con el avance de las computadoras, que ha sido muy importante, son todas ellas palancas de los cerebros, palanca del conocimiento, palanca de la acción de las personas y el desarrollo del internet.

El desarrollo del internet ha transformado, junto con estos otros elementos, tan profundamente que han creado una nueva revolución, esta revolución de servicios. Aquí lo que más preocupa es que se pueda conducir este cambio, que no vemos que se esté dando, con conocimiento, qué se difunda y qué se conozca bien en qué consiste el cambio, y se conduzca para evitar las grandes crisis que provocan los cambios civilizatorios.

Si nos ponemos a analizar el cambio de sociedad agrícola a industrial, que tuvo guerras mundiales, guerras civiles, revoluciones, cambios, golpes de Estado, experimento con sistemas económicos y sociales de un tipo y de otro, y que desgraciadamente fueron muy costosos socialmente.

Lo importante de esta nueva civilización es que es una civilización generosa y virtuosa. Generosa porque se sustenta, no como la sociedad agrícola en la explotación del hombre y de la tierra, sino que ésta se sustenta en el bienestar de los otros.

Se sustenta en que los demás tengan conocimiento, en que los demás estén educados, en que sepan cómo hacer las cosas, que las demás personas estén preparadas, que formen parte de la modernidad, que estén incorporadas a la modernidad, que estén incorporadas, por decirlo de alguna manera vulgar al mercado, que estén incorporadas a la economía.

Quizá debería comentar cuáles son los paradigmas, en mi opinión, de esta nueva civilización.

Los paradigmas de esta nueva civilización son: la democracia en contra del poder monolítico absoluto; la libertad, eso ayuda a la innovación y a la creatividad y a la imaginación, es propio de esta nueva civilización; la diversidad, la pluralidad, la movilidad social, los derechos humanos, el cuidado del medio ambiente, la globalización, la competencia, la tecnología, la productividad.

Es muy importante aquí señalar, que a través del desarrollo acelerado que está teniendo esta civilización, sobre todo ahora, de internet y de la banda ancha y de que sean accesibles, y ese es un trabajo que se está desarrollando por parte de las Naciones Unidas, en la ITU, la UNESCO, y cuyo objetivo es dar acceso universal a la banda ancha, dar acceso universal a la tecnología, dar acceso universal a la conectividad, a estar conectados, ahora la palabra es “conectados”, “connect”.

Y es “connect to be”, “connect to compete”, “connect” para aprender, conectarse para saber, conectarse para estar en igualdad de oportunidades, conectarse para la salud, conectarse para el comercio, para los negocios, hasta para el entretenimiento, estar conectados.

Esto es uno de los proyectos, puede ser el objetivo principal de haber formado esta Comisión de Banda Ancha por parte de la ITU y de la UNESCO para poder buscar este acceso universal.

Este acceso universal está en proceso acelerado. Estados Unidos acaba de poner un programa que se llama “connect to compete”, otro puede ser conectar para crecer, etcétera, pero lo importante es tener una conexión para poder tener igualdad de oportunidades para toda la población.

Lo que nosotros estamos haciendo en México y en Latinoamérica, en virtud de que no hay un precio accesible a comprar una computadora al que está desempleado o al que está a nivel de pobreza, sobre todo niveles de pobreza a veces muy extremos en nuestros países, estamos creando bibliotecas digitales, para que en lugar de que vayan a una biblioteca a leer un libro y a pedirlo prestado, vaya y tenga un ambiente para la lectura, tenga un ambiente para navegar, que vaya a navegar gratuitamente con equipos de computación que puedan ser de alta velocidad, y que se le presten laptops para llevar a su casa.

En lugar de prestarle libros se le preste laptops, pero, ¿qué significa? que desgraciadamente ya se ven graves problemas en esta situación, esta tecnología ha sido tan rápida, y ha creado tanta productividad, de manera que se producen tan fácilmente bienes, se produce tan fácilmente inclusive riqueza, que desplaza  a mucha gente. Entonces está creando un desempleo.

Y es un desempleo que se está generando porque no empujamos o no reestructuramos o no hacemos cambios estructurales a fondo para resolver ese problema. Es un problema que se vuelve más delicado en los jóvenes, hay países con grandes niveles de desocupación, a pesar de su gran desarrollo.

Lo que tenemos que hacer es imaginar en dónde va a estar el empleo en diez años, cómo va a ser el empleo, qué actividades son las que generan esos nuevos empleos, y empujar, impulsar económicamente la actividad económica de esos sectores para que se generen nuevos empleos.

Por ejemplo, es claro que uno de los campos obvios es la tecnología de la información. Será un lugar donde inclusive, las pequeñas y medianas empresas van a estar usando esta tecnología. Afortunadamente para ellas, como está ya trabajándose en este campo, es que las pequeñas y medianas empresas, no tengan que tener computadoras, ni centrales de datos, ni tengan que tener equipos y gente muy  preparada, sino que a través de las empresas de telecomunicaciones, en la llamada nube, sin necesidad de tener computadoras, usan los servidores de las empresas de telecomunicaciones dedicadas a esta actividad y los centros de datos también de estas empresas, de manera que no requieren ni equipo ni inversiones ni gente capacitada para entrar a este mundo de las telecomunicaciones, de la información, de la tecnología de la información etcétera.

Se abren campos enormes con esta actividad. Más allá de la información, de la tecnología de la información, se va a desarrollar sin duda, mucho el entretenimiento, ya está desarrollado. Hay cientos de miles de aplicaciones y de contenidos para utilización de todas las personas conectadas.

Pero también, a través de la capacitación en estos campos, las personas se vuelven mejor oferta para trabajos. O sea, son personas, los jóvenes, que no solamente se preparan para ser plomeros o carpinteros o choferes o ingenieros o vendedores, sino que se preparan para actividades diversas, lo que les facilita encontrar trabajo.

Va a incrementarse todo lo que es entretenimiento, turismo, el turismo va a ser muy importante, la cultura, la educación, también va a ser un medio nuevo de educar a las personas para que tengan un nivel de educación mayor, con educación no presencial. Quiere decir que no hay que hacer tantos campus universitarios, sino que a través de esta red se puedan estar educando, ya hay varios ejemplos muy activos y exitosos en este sentido.

La forma de trabajo tiene que cambiar, pienso que también las jubilaciones deben cambiar. En la sociedad industrial se retiraba uno joven, porque hacía trabajos físicos. En esta sociedad del conocimiento, experiencia y conocimiento son muy importantes, por lo cual, conforme las personas tienen una edad mayor, están más preparadas en este sentido y deberían tener un periodo mayor de trabajo en años, pero al mismo tiempo, deben venir modelos de cambio de trabajo, por ejemplo, alguna idea que se esbozó en los 60, es de que trabajen tres días a la semana, 12 horas, 10,11, de esa manera algunas personas trabajarán lunes, martes y miércoles, otras trabajarán jueves, viernes y sábado, habrá trabajo intenso y habrá disponibilidad de 4 días, es un ejemplo. Eso aumentaría la capacidad de generar empleo y las personas en lugar de jubilarse a los 60 años, se jubilarían a los 70, yo ya estaría jubilado, sería jubilarse a los 70 años no a los 60.

Hay muchos cambios que hacer, muchos son estructurales, importantes, pero tenemos que hacerlos muy rápido para evitar que siga el deterioro y los problemas que estamos viviendo.

La sociedad civil va a tener que asumir más actividades, así como en la sociedad agrícola, el Estado lo era todo, el gobierno monolítico era el poder económico, político, conforme sigamos avanzando, los gobiernos tendrán que asumir menos actividades y dejar que las hagan los privados con asociaciones público-privadas, con actividades que se hagan de otra forma, porque, primero, no es la vocación de los gobiernos ni de los gobernantes en muchas de estas actividades.

Segundo, porque la tentación de que la recaudación fiscal y las posibilidades de financiamiento y de crédito se usen con fines electorales o de mejorar la popularidad o con fines de corto plazo son muy tentadores. Eso ha llevado a que a pesar de que en Europa, por ejemplo la incidencia fiscal, es decir, lo que los gobiernos toman del Producto Interno Bruto para los impuestos, no han sido suficientes e inclusive llegan a déficit altos, a deudas muy altas y que establecen sistemas de bienestar insostenibles por razones de tipo político, más que con una visión de la realidad en cuanto a cómo debe marchar la economía. Como no son sostenibles, entramos en las crisis en las que estamos entrando.

Para evitar que esos gastos sean clientelares y que sean ineficientes, y tener más espacio para que la sociedad civil y la inversión privada, y con la inversión privada no solamente hablo de la de los empresarios, sino los grandes fondos de jubilación de todas las personas, que se usen para promover el desarrollo de los países, para inversión que el Estado tiene agotado por sus presupuestos comprometidos para otros fines, que pueda abrirse este campo.

Teniendo en cuenta que ya hablé mucho, ahorita va a haber un diálogo. Les agradezco mucho su atención.

Muchas gracias.

  Página 1 / 2 siguiente

regresar

Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2011.