Conferencia del Ing. Carlos Slim Helú en México Cumbre de Negocios 2010 Business Summit, que se realizó del 24 al 26 de Octubre en la ciudad de Toluca, estado de México. Esta octava edición del evento se denominó “Tiempo de despegar: Acciones para el cambio”.
Toluca, Estado de México, 24 de Octubre de 2010.

  Página 1 / 5 siguiente


Esta nueva civilización tiene otros paradigmas económicos. Los paradigmas económicos, ya lo sabemos, son la globalización, la competencia, la innovación; en nuestra sociedad tecnológica se vuelve fundamental, la innovación, la productividad, la flexibilidad, la visión de mediano y largo plazo, la flexibilidad para cambiar decisiones, grandes inversiones que se requieren y la eficacia para ejecutar todos estos programas y proyectos; estos paradigmas nuevos, todas estas características nuevas son más propias de la sociedad civil y del sector privado, de la iniciativa privada, de la empresa, que de los gobiernos.

Aquí se está manifestando, en mi opinión, que países que tienen una gran recaudación fiscal como España por ejemplo, que tiene alrededor de 40% y que hoy España tiene un déficit del 11% al 12%, quiere decir que España recauda fiscalmente el 40% de lo que produce la nación, más 11 ó 12 de déficit, son 52%, es decir, que en la economía española el 52% lo maneja el Estado; pero este Estado, además, tiene grandes pasivos, tiene enormes paros, tiene políticas de bienestar excesivas y está ocurriendo que cuando está dando mil o mil 200 euros al mes a los desempleados, cuando hay un trabajo en el que van a ganar 800, no lo aceptan, entonces eso agudiza la situación, que es una situación grave.

Estados Unidos no se queda atrás, también tiene sus déficit y también tiene sus compromisos, aquí lo que quiero subrayar y plantear como una tesis es que la solución, la salida es la mayor participación del sector privado e inclusive de la sociedad civil, ¿de la sociedad civil cómo? Que las ONG´s y otras instituciones sean más activas en los asuntos de medio ambiente, derechos humanos, de seguridad, etcétera, o sea, colaborar más con ella, trabajar más con la sociedad civil para la solución de estos problemas.

Por supuesto, en el otro lado, los problemas graves de inversión y de empleo; el que lo puede hacer es el sector privado, y aquí voy a decir otra cosa que va a sonar un poco ruda, pero es lo que han hecho todos los países desarrollados, es que los incrementos de recaudación fiscal que hacen por razones políticas y por razones de las definiciones de bienestar general, y a veces sin tomar en cuenta el largo plazo, se van a gasto corriente y no van a inversión pública.

Tienen políticas muy agresivas en cuanto a la jubilación, salud universal o retiro temprano; entonces están muy comprometidas, están rebasadas y son insostenibles esos programas. En ese sentido, afortunadamente México, y también el Estado de México, han hecho modificaciones en esas decisiones.

Un tema que está cercano sobre la creación del empleo; es muy claro que lo que en el pasado era un asunto de justicia social o un problema ético en relación a la pobreza, sobre todo las grandes obras de caridad y de asistencia de los últimos años fueron importantes, pero hoy el problema de la pobreza se vuelve un problema también grave, un problema de una gran importancia económica, porque ahora lo que necesitamos es gente educada, formada, etcétera.

En ese sentido, yo diría que lo que hace falta en la población, precisamente para los trabajadores, lo que quisieran es empezar parejo, por ejemplo, con la nutrición de la madre en el embarazo para que el niño nazca bien y para que la población, ricos y pobres, tengamos igualdad de oportunidades e igualdad de seguridad.

Esto es la educación temprana, y se vuelve muy importante en esta civilización tener buena nutrición, buena salud y buena educación, y aquí es donde se vuelve muy interesante el hecho de que los jóvenes, al entrar a trabajar, al mercado de trabajo, ya no a los 15, 16 años, sino probablemente a los 20 ó 22 años, tendrán que prepararse mejor, tendrán que tener una capacitación mejor para hacer una mejor oferta y para tener más alternativas de trabajo.

Estos jóvenes hay que buscar, son muchos, la natalidad en los años que hoy corresponde a lo que le llaman bono demográfico era de dos millones 400 mil niños, no tengo el dato de la mortalidad, pero sabemos todos que ha bajado sustancialmente la mortalidad infantil.

Estamos hablando a lo mejor de 15 a 25 años de 20 tantos millones de jóvenes, de 15 a 25 años por dar una cifra, entonces estos jóvenes no solamente hay que tener buenas fuentes de empleo o fuentes de empleo, sino también estudios, ¿y por qué estudios? Porque para esta civilización es fundamental el capital humano, la preparación, el conocimiento, la formación, ¿qué es lo que nos va hacer competir en el mundo? Es que tengamos una población con un capital humano muy alto, eso va a permitir además que podamos lograr acelerar nuestro desarrollo.

Creo que independientemente de lo que pase, veo que en los próximos 15 años la población va a seguir bajando mucho su crecimiento y que probablemente tengamos el doble, cuando menos espero, que cuando menos el doble del ingreso per cápita, hoy tenemos ocho mil y pico de dólares, tendremos 16, 17 mil y sin duda ya a estos niveles se forman grandes clases medias y tendremos un país ya no subdesarrollado o en vías de desarrollo, sino que ya estaría francamente nuestro país en el desarrollo, estoy hablando de 15 años.

¿Qué hay que hacer en estos 15 años? En estos 15 años por supuesto como decía hay que formar más capital humano y también dar alternativas de trabajo para que estos alumnos, estos jóvenes que salen de las universidades o de las escuelas de educación media, o profesional técnica, puedan encontrar los trabajos que reclaman.

Lo interesante es que esto es un esfuerzo que tenemos que hacer inmediatamente, en el muy corto plazo, no es un problema de mediano o largo plazo, al revés, en el mediano o largo plazo por el bajo crecimiento de la natalidad que hoy se ha bajado a un millón 900 y que seguirá bajando seguramente o probablemente en los siguientes años conforme se vuelve más urbana y el nivel educativo es mayor.

En esos 15 años ya no va a ser tanta la presión de empleo como es hoy la presión de los jóvenes que están accediendo. Estos muchachos que están accediendo a esas alternativas, uno generarles más empleo y otro generar más educación.

Pienso que para los muchachos y por la necesidad de capital humano y de la competencia que requerimos para formación de la población, puede ser mejor que a los 16 años estén en la escuela a que estén trabajando, porque van a tener un trabajo regular, en cambio después de sus estudios de preparatoria o intermedia o superior, van a encontrar más alternativas de empleo.

Entonces conviene inclusive que en esa estrategia, en esa planeación, contemplemos la educación como un factor de ocupación de los jóvenes y además eso nos ayuda al espacio que tenemos para generar los empleos que la población requiere.

Esto es muy interesante porque tenemos que contemplar en la educación, fórmulas no tradicionales, así como señalaba que la política económica en los países desarrollado se rebasó, está en crisis y tiene que cambiarse, tiene que transformarse de manera muy importante y será a través de la sociedad civil, especialmente en la parte económica, como en el sector privado.

Tenemos que estudiar cambios educativos diferentes, no podemos volver a reproducir escuelas, espacios físicos, maestros, para duplicar la capacidad porque tendría que hacerse casi de un día a otro y por eso hay que recurrir a esa misma tecnología que ha transformado a toda la civilización y a toda la sociedad para que por el conducto de está tecnología podamos buscar la educación a distancia, la educación virtual, la educación a través de internet, con los mejores maestros creando material y con algunos otros grupos de personas siendo conductores y esto se puede hacer muy rápido, muy rápido.

Para la educación media y superior se puede acudir a estos medios modernos de comunicación y de telecomunicación para la educación, porque esa es la única forma en que podemos enfrentar esa educación y lo podemos hacer con gran calidad.

Una de las cosas que requiere este capital humano y está transformación educativa es acceder a la cultura digital, a la educación digital y no hay mejor forma de acceder a esa educación digital que educándonos a través de ella, eso creo que es fundamental, que lo podemos hacer y esto puede ser muy rápido, de manera que podríamos quitar la presión a la generación de empleo a través de este camino.

  Página 1 / 5 siguiente

regresar

Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2011.