El Ing. Carlos Slim participó como invitado especial en la Cumbre Mundial de Alcaldes sobre Cambio Climático (World Mayors Summit on Climate), que se realizó el 21 de noviembre de 2010, en el Palacio de la Escuela de Medicina, en la Ciudad de México.

Durante el evento, alcaldes de diferentes regiones del mundo firmaron el Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México”, que ofrece un mensaje a la comunidad internacional de la importancia estratégica que tienen las ciudades en el combate al cambio climático.

 

Martha Delgado Peralta, Vicepresidenta de ICLEI-Gobiernos Locales por la Sustentabilidad y Secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México.- Muchas gracias. Muy buenos días tengan todas y todos. Sean bienvenidas y bienvenidos a la Ciudad de México. Les damos la más cordial bienvenida y les agradecemos su presencia a esta Primera Cumbre Climática Mundial de Alcaldes 2010.

Estamos aquí convencidas y convencidos de que los alcaldes de todas las regiones del mundo pueden ser un factor clave para el cambio en la lucha en contra del calentamiento global.

Los alcaldes del mundo se han dado cita hoy en la Ciudad de México para dar muestra de que sí es posible construir acuerdos.

 

PALABRAS DEL ING. CARLOS SLIM EN EL MARCO DE LA CUMBRE MUNDIAL DE ALCALDES SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO, EL 21 DE NOVIEMBRE DE 2010.

Buenos días. Señor licenciado Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, distinguidos alcaldes e invitados especiales, visitantes que participan en esta Cumbre de la Ciudad de México, señoras y señores.

Esta Cumbre de los alcaldes del mundo sobre el clima, es de primordial importancia, más allá de las propuestas que se hagan y los pasos que se den en Cancún. ¿Y por qué? Al ser las ciudades donde vive y ocurre la gran mayoría de las actividades humanas que afectan al cambio climático y en donde además de las propuestas, los acuerdos, los pactos y las decisiones que se concreten serán las acciones las que habrán de lograr frenar y revertir las causas y efectos del cambio climático y detonar la gran actividad económica que estas acciones generen, por supuesto, con los nuevos y numerosos empleos que de ella provengan.

Serán estas inversiones una de las mejores opciones de la inversión pública, de las asociaciones públicas, privadas, de la participación de la sociedad civil y de fundaciones y, sobre todo, de aprovechar la inédita oportunidad de recursos financieros a bajas tasas de interés y a largo plazo que la gran crisis financiera y económica de los países desarrollados tienen que poner como una política monetaria muy agresiva y, por supuesto, que esas inversiones contribuirán a salir de esta crisis.

Entre las acciones necesarias me permito destacar algunas de ellas. Una en lo que se refiere al agua. El agua y su saneamiento, su conducción, la prevención de desastres y su óptima administración.

Por ser vital, renovable y reciclable su escasez, calidad, costo y desastres que ocurran por ella, son consecuencia de una deficiente e insuficiente inversión y administración de la misma.

Con redes potables de calidad, subsidios cruzados en beneficio de los bajos consumidores, tratamientos diversos hasta terciarios avanzados de la misma, el reciclado, presas de regulación, áreas de infiltración. Drenajes pluviales zonales y desalinización no será el agua un recurso crítico y escaso.

Como un segundo punto importante en esta descripción que me estoy permitiendo hacer, es fundamental impulsar la reforestación haciendo más rentable para las comunidades que la deforestación. Es un factor muy importante en las emisiones indeseables. Junto con la reforestación hacer programas muy concretos a nivel global y, por supuesto, para ejecutarlos localmente el combate a los incendios, el combate a los incendios es muy importante.

Por el lado de las ciudades, reverdecer las ciudades. Sabemos que es el verde, son las plantas, los árboles los que absorben el dióxido de carbono y emiten el oxígeno y, por supuesto, esto ayudará a conservar la biodiversidad.

Un tercer tema es la basura. La basura hay que pasar de que sea un pasivo ecológico a convertirlo en un activo ecológico. Esos enormes basureros, una vez que han llegado a su madurez habrá que jardinarlos, habrá que generar energía y sean autofinanciables, y hasta rentables al reciclar la tierra en la que estuvieron instalados para diversos usos, esa tierra recuperada se vuelve una fuente importante de financiamiento.

Ya se ha hecho en la Ciudad de México, en lugares muy grandes como el Bordo Oriente de la Ciudad de México, y parece ser que el Bordo Poniente pronto se hará también.

Otro tema muy importante es la energía. La energía, las cosas tienen varias vertientes, uno, que es una tarea pendiente, el acceso universal a la energía y a todos los servicios públicos.

El cambio cultural en este caso, los consumos y los desperdicios son fundamentales. La eficiencia y eficacia en el manejo de la energía, por supuesto, y el desarrollo de energías renovables y de energías limpias.

Otro factor muy importante son las comunicaciones y el transporte. Hay que reestructurarlos y modernizarlos.

La transportación pública y colectiva eficiente que reduzca el uso del automóvil, al igual que otros medios, que se recorran, por supuesto, también muy importante, menos distancia y a mayor velocidad promedio, con menos frenadas y arranques y, por supuesto, estimular fiscalmente y de diversas formas el uso de vehículos no contaminantes.

Por último, y en mi opinión será lo que más transforme y renueve el funcionamiento de nuestras sociedades: la tecnología.

A través de la tecnología y como ejemplo fundamental, mencionaré que a través de las telecomunicaciones y con las aplicaciones de esta sociedad digital se pueden evitar reducir las emisiones de manera mucho muy importante. La revolución digital será un gran factor para este efecto.

Para eso es muy importante la digitalización, la cultura digital, el desarrollo de la educación digital, el gobierno que entra a este campo y que sus servicios puedan ser por esta vía, de manera que la sociedad no tenga que asistir a estas oficinas, se pueda hacer a distancia.

La educación, decía yo digital, no presencial, la telesalud, la salud, el manejo de la salud ya lo vemos desde hace ya varios años en el entretenimiento que se da por estas vías, no hay necesidad de la movilización.

Las videoconferencias con telepresencia, el comercio electrónico, las finanzas, los servicios bancarios, el disfrute del deporte como entretenimiento, la cultura van a ser muy importantes y, por supuesto, la información y el conocimiento.

Y con esta tecnología de la información y el conocimiento, y especialmente en estos tiempos que las ciudades empiezan a vivir problemas nuevos, el de la seguridad, usando esta tecnología de la información, es un factor muy importante de abatir y mejorar la seguridad de nuestras ciudades.

No me queda más que, después de enumerar algunos puntos que considero muy importantes, felicitarlos muy calurosamente por esta Cumbre, con la esperanza de que este Pacto de la Ciudad de México se convierta en acciones y políticas públicas y un ejemplo de las ciudades en todo el mundo.

Muchas gracias.

regresar

Sitio Oficial. Todos los derechos reservados © 2011.